Plantas de polimerización

Desde sus inicios, Novapet® ha llevado a cabo un gran programa de inversión industrial con el fin de modernizar, ampliar y diversificar todas las actividades que realiza, siendo un referente de adaptación y anticipación en el mercado del PET.

La inversión constante tiene un impacto directo en nuestra capacidad productiva,  alcanzando las 260.000 toneladas anuales. con unas plantas industriales que disponen de las tecnologías productivas con las más altas calidades del mercado:

Planta industrial de postcondensación discontinua PO Batch Teijin + SSP Polymetrix. Con una capacidad productiva de 30.000 toneladas al año está dedicada principalmente a la fabricación de especialidades.

Planta de polimerización CP TechnipFMC-Zimmer + SSP Polymetrix. Con una capacidad productiva de resina de PET de 100.000 toneladas anuales.

Planta de polimerización CP TechnipFMC-Zimmer + SSP Polymetrix. Con una capacidad productiva de resina de PET de 130.000 toneladas anuales.

Planta de polimerización SSP Batch Protec.

Esta tecnología productiva ha llevado a Novapet® a una posición de liderazgo, siendo el principal productor de resinas de PET de la península ibérica, con una destacada cartera de productos que ofrece más de 25 referencias distintas de resinas y una amplia variedad de especialidades, un hecho poco común entre los productores de PET.

Todos los procesos productivos de Novapet® son altamente sostenibles y así lo demuestra nuestra certificación ISO14001, que Novapet® posee en materia de control y medición de emisiones y efluentes, seguimiento y minimización de residuos generados.

Adicionalmente Novapet® opera su propia Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales (EDARI) consistente en dos reactores biológicos aeróbicos con membranas (MBR) que abaten la totalidad de la carga orgánica de todas las aguas de los procesos productivos de Novapet®, con una DQO de aproximadamente 10.000 ppm.

Certificados con la ISO50001 de eficiencia energética, Novapet® aplica procesos de aprovechamiento de 4 MW, a través de los gases de escape de motores cogeneración de GN, para el calentamiento de fluido térmico del proceso de Polimerización. Además de poseer tres autorizaciones EFSA en curso, que posibilitarán en poco tiempo una capacidad total de producción de rPET con material post consumo superior a las 100.000 toneladas al año.

Nuestras capacidades productivas son, sin duda, el resultado de un excelente control de calidad al que son sometidos todos nuestros procesos de polimerización.

Todas las plantas industriales de Novapet® se controlan mediante Sistemas de Control Distribuido (SCD), donde se recoge el 100% de la información de los distintos equipos y procesos. De esta manera se permite una óptima gestión telemática que posibilita conocer en tiempo real lo los parámetros de los equipos industriales, así como la toma de decisiones inmediata para ajustar y optimizar dicho proceso.

En Novapet® se trabaja con sistemas de Industria 4.0 mediante aplicaciones de movilidad que permiten la inspección y el seguimiento en campo de procesos y trabajadores. En concreto, Novapet® se utiliza la herramienta industrial de Honeywell (anterior Movilizer), una de las mejores del mercado.

Paralelamente, Novapet® realiza un continuo Plan de muestreo y análisis de materias primas y productos fabricados, que garantiza la calidad de las propiedades en las diferentes referencias de resinas que Novapet® posee en cartera.

Todo esto se gestiona a través de un programa específico para Laboratorio (LIMS), donde el 100% de las unidades de transporte de materias primas que llegan a nuestras instalaciones son analizadas antes de ser descargadas. De igual forma se realizan analíticas a productos intermedios, pero el verdadero control tiene lugar en los parámetros fundamentales como la viscosidad intrínseca, el color y el acetaldehído de todos nuestros productos finales.

Esta gestión de la calidad del proceso productivo en las tres etapas nos permite una excelente integración vertical con nuestro departamento de inyección, aportando una información y conocimiento de la resina que consume, de la que no disponen otros transformadores.

Plantas de inyección

Hablar de los procesos de inyección, es hablar de integración. La planta de inyección de Novapet® está 100% integrada dentro de nuestra cadena productiva y de transformación del PET. Es aquí donde nuestras resinas adquieren valor en formato de preformas, para que nuestros clientes puedan transformarlas en envases de alta calidad, capaces de preservar sus productos en óptimas condiciones.

Las sinergias existentes entre las diferentes etapas de transformación y de producción del PET: polimerización, inyección y su operación logística en nuestras plantas, conforman una de las principales ventajas competitivas de Novapet®, así se puede producir de una forma más segura, eficaz y eficiente, reduciendo considerablemente el uso de los recursos y consumos energéticos.

El suministro directo del PET en una planta integrada como lo es la planta de inyección, es clave para obtener un nivel de calidad adecuado a los requerimientos de nuestros clientes y del mercado. La calidad empieza a gestarse en el diseño de nuestras preformas y acaba transformándose en nuestra planta de inyección.

La excelencia Novapet® es el resultado de una clara apuesta por la innovación tecnológica en equipos e instalaciones de fabricación y control que nos sitúa a la vanguardia del sector.

Nuestra capacidad productiva en el área de inyección sufrió un incremento notable en las últimas décadas, gracias a la nueva planta de inyección de preformas que, desde el año 2016, permitió pasar de 13.500 T de preformas al año a las cifras actuales que se sitúan en torno a las 60.000T al año.

En nuestras instalaciones, dotadas con las más altas tecnologías productivas del mercado (Husky y Netsal), contamos con 14 líneas de inyección de PET y una gran diversidad de moldes, todos ellos intercambiables entre sí y capaces de trabajar en tiempos de ciclo muy cortos. Esto dota a todas nuestras inyectoras de una gran flexibilidad productiva.

Novapet® es sinónimo de seguridad. Contamos con un avanzado sistema de control estadístico del proceso y software de gestión que permite la toma de decisiones de forma rápida y eficaz. Diseñado por nuestros ingenieros, proporciona un control absoluto sobre los principales parámetros del proceso de inyección, desde el secado de la resina hasta el color de la preforma, anticipando potenciales fallos o desviaciones antes de que éstas puedan afectar a la calidad del producto final.

Nuestros procesos productivos no serían lo mismo sin los exhaustivos controles de calidad a los que son sometidos periódicamente.

Entre otros muchos certificados, poseemos el Certificado de Seguridad Alimentaria, o también conocido como Food Safety System Certificate (FSSC22000), que asegura los más altos estándares de calidad y seguridad alimentaria existentes en el mercado. Del mismo modo, estamos avalados por estrictas auditorías de agencias certificadoras como el Instituto Fresenuis, el American Institute of Baking, también conocido como el AIB International. Además, en nuestras instalaciones contamos con sistemas automáticos de visión artificial de última generación.

Nuestras plantas de inyección cuentan con cinco turnos rotativos de personal altamente especializado, que trabajan en un modelo 24-7-365. Todos ellos están sometidos a una formación continua en operaciones y en uso de las últimas tecnologías del sector.

Nuestro sistema de gestión y control de los indicadores en nuestras inyectoras, aporta, en tiempo real, una visión precisa de lo que ocurre en cada instante del proceso, permitiendo así optimizar el uso de recursos productivos.

Cada uno nuestros empleados son piezas clave en la cadena de valor. El equipo humano se encuentra permanentemente alineado con la evolución del negocio gracias a los centros de información para empleados. Y ello es sinónimo de la más absoluta involucración.

Plantas de soplado

En Novapet® integramos toda la cadena de valor del PET, desde la propia química del material, hasta la materialización de nuestra actividad innovadora en un envase concreto que responda a las necesidades industriales, técnicas y culturales de cada cliente.

 

Por eso nuestra filial Novapet® Envase (NOVEN) es la que ha registrado un mayor crecimiento en los últimos años a través de sus dos plantas de soplado en Barbastro (Huesca) y en Fuenlabrada (NOVEN Farmaplás), sirviendo envases terminados a mercados tales como los lácteos, el aceite comestible, los vinos y licores, vinagres, salsas, cosmética y perfumería, droguería, farmacia y parafarmacia.

En muchas ocasiones, la actividad de NOVEN sirve para extender los mercados del PET como material a nuevos sectores en los que no es tradicional su presencia, pero en los que puede ofrecer importantes ventajas de ligereza, resistencia, transparencia y completa reciclabilidad.

Share This