Inicio

Real Decreto Ley 10/2020: actividades esenciales

30/03/2020

Ayer, 29 de marzo, el Consejo de Ministros, aprobó el Real Decreto Ley 10/2020 por el que se establecen serias restricciones a las actividades económicas de todo tipo en nuestro país. Todos estamos recibiendo amplia información por los medios de comunicación, y sabemos que esta nueva norma intenta reducir al máximo la presencia de trabajadores en sus respectivos puestos laborales con la intención de evitar en lo posible el contagio y la expansión del coronavirus.

También sabemos que, con el propósito de asegurar los suministros básicos a la población,  el propio Real Decreto establece excepciones y requiere la continuidad de la actividad normal de determinadas industrias y servicios en sectores que se consideran “esenciales”.

La fabricación de envases de plástico para alimentación, farmacia, higiene o limpieza es uno de esos sectores. Igualmente prevé la norma la plena continuidad productiva de las industrias que aseguren los suministros de materiales y servicios a las empresas “esenciales”. En lo que a nosotros se refiere, aunque desde el Real Decreto Ley  del 14 de marzo por el que se declaraba el estado de alarma en el país ya entendíamos que nuestra continuidad productiva era necesaria, no se puede ya dudar de dicho carácter esencial, puesto que así ha sido declarado explícitamente por la norma. Y ello vale tanto para nuestra actividad como productores de resina y de preformas de PET en Basbastro como para nuestra filial Farmaplás, productora de envases en Fuenlabrada.

Plantas inyección Novapet packaging Barbastro

Sala Blanca Farmaplás envases finales PET

Desde el inicio de la actual crisis, en Novapet y en Farmaplás tomamos todas las medidas organizativas y de seguridad necesarias para lograr un doble objetivo:

1. Preservar la salud de nuestros trabajadores y del conjunto de las plantillas en ambos centros de trabajo.

2. Dar continuidad a nuestras producciones manteniendo una plena capacidad operativa.

Para ello se hicieron cuantas adaptaciones requerían las circunstancias en nuestros Planes de Continuidad de Negocio.

Hoy, la nueva norma nos encuentra preparados y trabajando. Hoy, gracias fundamentalmente a la responsabilidad y al compromiso de nuestros trabajadores, podemos decir que las factorías de Barbastro y Fuenlabrada están operando con plena normalidad, extremando las precauciones, pero haciendo lo posible por que no falte en ningún hogar español nada esencial. Nos toca, como a sanitarios, transportistas, carteros o fuerzas de seguridad, seguir al pie del cañón y dar lo mejor de nosotros mismos para ayudar a vencer la pandemia, y para restaurar la normalidad lo antes posible.

A toda nuestra gente, ¡gracias!